Menu
  • Categoría: Cine

Un cuarto de siglo después de haberse hecho con las pantallas de todo el mundo, Disney calienta motores para la vuelta del Rey León al cine con un nuevo espectáculo en su parque temático en París, que cuenta con un ingrediente español en su receta.

"The Lion King: Rhythms of the Prideland" ("El Rey León y los Ritmos de la Tierra") es el núcleo de la temporada estival en Disneyland París, con una revisión del clásico de animación en forma de musical, que no está emparentado con la obra que han presentado durante años los teatros de las principales capitales.

El Festival del Rey León y de la Selva, que se abre esta semana en el corazón del mundo Disney en Europa, precede a la llegada a los cines del "remake" del clásico este mes de julio, que recurre a avanzados efectos digitales.

Lea también:Tom Holland revela cuál es su traje favorito de Spider-Man en Far from home

Una de las principales singularidades del musical que sirve de aperitivo para el filme es la introducción sobre el escenario del "cantasignos" o la adaptación que ha hecho el coreógrafo español Juan Fuentes del lenguaje de signos francés a la música y la danza del espectáculo.

Entre las decenas de cantantes, actores y acróbatas que aparecen en escena, hay siempre un artista sordo colocado en un emplazamiento muy visible y que no sólo traduce las letras de la canción sino que forma parte de la propia coreografía.

Fuentes explicó a Efe que recibió el reto como un desafío, ya que él no tenía experiencia trabajando en ese campo, pero que pidió trabajar con personas sordas para lograr transmitir la emoción de las canciones compuestas por Elton John.

"El trabajo para ellos es muy duro. Al no oír el espectáculo musical, lo trabajamos desde la primera nota hasta la última, con cuentas y con ritmos que les doy. Lo he hecho con escenas como si fuera un tebeo. Escena por escena, llegamos a crear su canto. Y luego, intento llevarles lo más lejos posible con el ritmo", dijo.

El bailarín y coreógrafo recordó un momento especial en los ensayos, cuando enfrentó por primera vez a los actores sordos y los cantantes, que tuvieron que parar de cantar emocionados hasta las lágrimas por la réplica que les daban sus contrapartes.

Fuentes aterrizó en Disneyland casi por casualidad, buscando un trabajo de tres meses para el verano. "Y ya han pasado 23 años de eso", recuerda con humor.

Aquel casting original para un espectáculo de Pocahontas tuvo su continuidad en otros trabajos y de ahí que este madrileño decidiera quedarse en el parque, "rodeado de gente que me protege y me hace ir más lejos".

Para el coreógrafo, poco tiene que ver el nivel que hay en danza entre la España actual y la que dejó al marcharse hace más de dos décadas.

"En España estábamos con el flamenco y un poco de danza clásica española, que es mi base. Hoy en día, Madrid está muy avanzado, es una plataforma que no hay que dejarla de lado, mira los musicales. Eso invita a subir y crear muchas cosas, tanto en el baile como en el canto", señaló.

El nuevo musical de Disneyland está dirigido por Christophe Leclercq, un veterano de la casa, y arregla las canciones originales de Elton John para tratar de adaptarlas al gusto de las nuevas generaciones.

"No íbamos a revisar la historia del Rey León, pero queríamos algo original, nunca visto", señaló Leclerq en rueda de prensa, para lo que fiaron buena parte del espectáculo a la presencia en escena de acróbatas que realizan vistosas maniobras.

Junto a "El Rey León y los Ritmos de la Tierra", también se estrena esta semana "El ritmo de la selva", un desfile que tiene como estrellas a los protagonistas de otro clásico de Disney, "El libro de la selva".

Lea también: Melissa McCarthy negocia encarnar a Úrsula en la nueva The Little Mermaid