Menu
  • Categoría: Cine

Las encrucijadas morales y la toma de decisiones al filo del precipicio dan forma a "After the Wedding", una cinta sobre la que Julianne Moore, que se mide en este filme a Michelle Williams en un gran duelo interpretativo, sostuvo que equivocarse y meter la pata es una parte esencial de la vida.

"Tiene que haber un margen para que la gente cometa errores. Las cosas pueden parecer irreversibles, pero raramente lo son", explicó la actriz en un encuentro con un pequeño grupo de medios, entre ellos Efe.

"No importa lo que suceda: buscar ese apoyo, saber que está bien y asumir la responsabilidad por lo que has hecho... Todo eso es lo que todos tenemos que hacer en la vida", añadió.

Moore (Fayetteville, EE.UU., 1960) toma las riendas delante de la cámara como actriz y detrás de ellas como productora de "After the Wedding", versión estadounidense de la aclamada película danesa "Efter brylluppet" (2006) de Susanne Bier que fue nominada al Óscar a la mejor película en habla no inglesa.

Con Michelle Williams compartiendo protagonismo y Bart Freundlich, marido de Moore, como director, "After the Wedding", que llega este fin de semana a los cines en EE.UU., narra el encuentro entre la gestora de un humilde orfanato en la India (Williams) y una poderosa y rica empresaria (Moore) que está dispuesta a donar fondos para la institución.



Sus ideas y prioridades vitales son completamente opuestas, pero el encuentro entre ambas desvelará que están unidas de manera muy intensa por un pasado común.

"Cada uno de los adultos en esta película sabe la decisión que tomaron y lo mantuvieron como un secreto, por una razón u otra", argumentó Moore.

"Esa premeditación aumenta el drama tremendamente. Y me encanta también porque es muy humano: la gente toma las mejores decisiones que puede en el momento y luego, a menudo, tiene que vivir con las consecuencias", añadió.

Ganadora del Óscar a la mejor actriz por "Still Alice" (2014) y candidata en otras cuatro ocasiones a la estatuilla, Moore explicó que su papel como productora en "After the Wedding", un puesto poco habitual para ella, tiene que ver con que la industria audiovisual "ha cambiado de manera significativa".

Lea también: Chris Pine interpretará al periodista Walter Cronkite en la cinta Newsflash

"Si quieres hacer cosas interesantes tienes que encontrar tus propias cosas", dijo

"No es que tuviera un ferviente deseo por producir: solo quiero seguir haciendo el trabajo que me gusta", indicó con una sonrisa.

No obstante, la artista opinó que los actores han ido poco a poco asumiendo más responsabilidad sobre sus carreras y el tipo exacto de roles que quieren abordar, y citó como gran ejemplo en este sentido a Reese Witherspoon.

"Fue divertido escribir un correo electrónico a Michelle Williams y decirle: 'Hay un papel para ti en esta cinta, es un protagonista, realmente queremos que lo hagas, esperamos que pudieras considerarlo' (...). Así que es emocionante crear más oportunidades para ti y para otras personas", detalló.

Sobre su personaje de Theresa en "After the Wedding", que como notable diferencia respecto a la película original está protagonizada por dos mujeres en lugar de dos hombres, Moore destacó el retrato que este nuevo filme hace de una empresaria en la cúspide.

"Es algo bueno ver a una mujer en una posición de poder que no es representada como una malvada jefa", apuntó sobre un rol con mucha tensión y que "no revela nada" de sí misma a su familia y círculo cercano.

Por último, Moore aseguró que, pese a su experimentada y aplaudida carrera, cada vez dedica más tiempo a preparar sus papeles.

"Cuanto más mayor soy, más investigación hago", dijo.

"Cuando era más joven, era como: 'Vamos a leerlo un par de veces y lo hacemos'. Y ahora es como: 'Oh, no sé nada de esto, tengo que hablar con nuestro amigo, tengo que hablar con estas personas...'. Empiezo a leer cosas, a ver cosas y a preguntar a todo el mundo simplemente porque siempre siento que no sé nada y quiero tener evidencias sobre las que basarme para mis personajes", afirmó.