Menu

Te presentamos 9 cosas que tal vez no sabes de Pink Floyd 

Sus conciertos siempre fueron multimedia. En 1966, ya incorporaban proyecciones en el escenario.

Los miembros de Pink Floyd sólo habían experimentado LSD y probaron el whisky hasta que Janis Joplin les ofreció una copa durante una gira en 1967.

Alan Parsons recibió un Grammy por su labor en la producción de Dark Side of the Moon. Pero jamás recibió compensación monetaria alguna pese a los millones de ventas del disco.

En las giras de finales de los ochenta y comienzos de los noventa no se interpretaban, salvo alguna excepción, canciones anteriores de la época anterior a Dark Side of the Moon.

Su primer disco “The Piper at the Gates of Dawn”, se grabó en los estudios de Abbey Road en 1967, justo en la habitación de al lado y al mismo tiempo, los Beatles estaban grabando el "Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band".

La compañía EMI, para cubrirse ante posibles acusaciones por promocionar el uso de drogas psicodélicas, incluyó en el disco “The Piper at the Gates of Dawn”: “Pink Floyd no sabe qué es lo que la gente entiende por Pop Psicodélico y no está tratando de crear efectos alucinatorios en la audiencia”.

El perro Seamus (al cual oímos ladrar en el blues homónimo del disco Meddle) pertenecía a Steve Marriott, guitarrista de Humble Pie.

Pink Floyd llegó a contratar a una persona con el único cometido de responder "no" a todas las peticiones de entrevistas durante la gira de Dark Side.

El nombre "Pink Floyd" es la unión de los nombres de dos músicos de blues de Gerorgia (Pink Anderson y Floyd Council) de los que Barrett tenía un
disco en casa.

Te dejamos un éxito del grupo.