Menu

El músico estadounidense Nick Carter, miembro del exitoso grupo de pop de los años 90 Backstreet Boys, negó hoy las acusaciones de violación en su contra que lanzó la también cantante Melissa Schuman, exintegrante del conjunto Dream.

"Estoy impactado y triste por las acusaciones de Schuman. Melissa nunca me manifestó cuando estuvimos juntos o en cualquier momento desde entonces que lo que hicimos no fue consentido", dijo Carter en un comunicado dirigido a la revista People.

El cantante explicó que los dos grabaron una canción y actuaron juntos, y defendió que siempre fue "respetuoso" y "comprensivo" con ella "tanto personal como profesionalmente".

"Esta es la primera vez que escucho estas acusaciones, casi dos décadas después", señaló Carter, quien aseguró que causar daño o malestar en alguien de manera intencional va en contra de su forma de ser.

Esta respuesta de Carter llega después de que Melissa Schuman, por medio de una larga y detallada publicación en su blog personal, asegurara que fue violada por el cantante cuando ella tenía 18 años y él 22.

"Voy a compartir algo que quise fingir que nunca sucedió desde que tenía 18 años. Una carga que pensé que tendría que llevar durante el resto de mi vida y que sufrí en silencio", apuntó.

Schuman explicó que el primer contacto con Carter fue cuando el cantante, por medio de sus representantes, mostró interés romántico en ella, por lo que la llamó por teléfono en una ocasión.

Años más tarde, ambos cantantes participaban en una película para televisión y Schuman, que entonces no tenía pareja, tuvo la impresión de que Carter era "amable" y "carismático".

Siempre según el relato de la artista, el cantante la invitó a pasar un día libre junto a un amigo en un apartamento en Santa Mónica (California, EEUU), y Schuman acudió junto a su compañera de piso.

En un momento dado, Schuman y Carter comenzaron a besarse, pero ella le dijo que no quería ir más lejos, ya que, por convicciones religiosas, era virgen y pretendía serlo hasta que se casara.

Pese a que le dijo que parara, Carter le desabrochó le pantalones y le practicó sexo oral.

A continuación, se quitó él los pantalones y le pidió que le practicara una felación, pero ella se negó.

Carter se enfadó y puso la mano de Schuman sobre su pene, por lo que ella, con miedo ante un hombre mucho más grande y fuerte, finalmente accedió.

Posteriormente, el músico la llevó a su cama, se tumbó sobre ella y la violó, pese a que ella le decía que no quería practicar sexo ya que estaba esperando a tener sus primeras relaciones íntimas con su futuro marido.

Según el relato de Schuman, Carter le susurraba al oído todo el rato: "Podría ser tu esposo".

Tras la agresión sexual, la cantante trató de denunciar lo sucedido y habló con su mánager, pero finalmente decidieron no seguir adelante por cuestiones de dinero y medios, ya que Carter "tenía al abogado litigante más poderoso del país".

Estas alegaciones contra Carter llegan en medio de una enorme polémica en EEUU acerca de numerosos casos de agresión sexual conocidos en el mundo de la música, el cine y la política a raíz del escándalo que rodeó al productor de Hollywood Harvey Weinstein.