Menu

El músico inglés Ozzy Osbourne, líder de Black Sabbath narró cómo pasa sus días y confió que a, diferencia de lo que muchos piensan, prefiere una vida cómoda en su mansión de Beverly Hills.

"Me levanto muy temprano, tomo un café, voy al gimnasio, hago ejercicio por una hora, almuerzo y me voy a casa. De hecho, no me gusta salir de casa, porque en Beverly Hills hay muchísimos turistas", señaló el cantante, según detalla "La parada digital":

Otra de las cosas que disfruta el intérprete de "Crazy Train" y "No More Tears" es encerrarse en su estudio personal y grabar cualquier cosa que le venga en mente.
Asimismo, el cantante de 66 años negó rotundamente que exista alguna posibilidad de estrenar una temporada adicional, sobre todo porque sus hijos Jack y Kelly crecieron.

"Nunca imaginé volverme parte de la industria. Ahora tengo una vida grandiosa, la disfruto y me gusta ser parte de la cultura pop", expresó Ozzy Osbourne.

Mantener su cuerpo sano, que por muchos años ahogó en alcohol y drogas, es una meta clara para él, ya que el negocio de la música se lo exige.