Menu

Paul McCartney ha confesado en una entrevista con al revista «Esquire», que cuando murió John Lennon (en diciembre se cumplirán 35 años de su asesinato en Nueva York) sintió celos de la reacción de la gente.

«Cuando tirotearon a John fue horrible, pero cuando la gente empezó a decir 'él eran los Beatles' fue aún peor. George, Ringo y yo pensamos 'eh, espera, hace sólo un año éramos todos iguales'. Sí, John era el ingenioso, seguro. Y tras los Beatles hizo trabajos muy buenos, pero también hizo un montón de cosas no tan buenas», dice el músico.

«Comprendí que iba a haber bastante revisionismo, que desde ese momento iba a ser como si John fuera el único. Y eso fue básicamente todo», explica McCartney.

El guitarrista zurdo también tuvo palabras sobre Yoko Ono: «Empezaron a pasar cosas extrañas, como palabras de Yoko diciendo: 'Paul no hacía nada, sólo reservaba el estudio'. Pero bueno, ahora la gente sabe que todo aquello no era cierto».