Menu

La residencia, ubicada en Oxfordshire, fue vendida a una pareja por más de tres millones de libras esterlinas.

La familia de George Michael vendió en una millonaria suma la casa en que el cantante murió, en la navidad de 2016.

Según informa The Mirror, documentos oficiales revelan que la residencia, ubicada en Oxfordshire, fue vendida a una pareja en julio por 3.4 millones de libras esterlinas, casi tres mil millones de pesos.

Lea también: 8 brillantes músicos zurdos

John Reid, el abogado a cargo de las propiedades de Michael, pidió que se respete la privacidad de los nuevos dueños, ante las contantes visitas de fanáticos al inmueble.

"Queremos pedir gentilmente que los nuevos dueños de casa tengan la privacidad que merecen, y que puedan disfrutar de la vivienda tal como lo hizo él", dijo el jurista, en alusión al difunto artista de pop.