Menu

Un total de 349 conciertos, un recinto de 187.000 metros cuadrados con 13 escenarios y otros 6 repartidos por Barcelona son cifras que parecen difíciles de superar, pero el director del Primavera Sound, que comienza hoy, cree que el festival "puede seguir creciendo".

En una entrevista, Alberto Guijarro precisó que este año se ha abierto un nuevo enclave de música electrónica en el recinto principal y tres escenarios gratuitos en el centro de Barcelona. Y cree que en ese área, el de las actividades gratuitas, hay "una vía de ampliación".

El Parc del Fòrum de Barcelona (noreste de España) es el recinto que concentra la mayor parte de la actividades y los grandes nombres, como Radiohead, LCD Soundsystem, PJ Harvey, Tame Impala y Sigur Rós, que este año comparten cartel con el grupo español de rumba flamenca Los Chichos.

Es esta una banda que triunfó sobre todo en los setenta que podría parecer una rareza en este entorno, pero que Guijarro defiende como "un referente de la música callejera", que ha tenido mucha influencia "en algunas de las bandas de 'hip hop' que actúan en el Primavera".

Más del 50 % de los abonos del festival se vendieron antes de darse a conocer el cartel y, una vez hechos público los nombres, las entradas del sábado volaron en menos de 48 horas, las del viernes y los abonos para los tres días en menos de una semana y las del jueves ya están agotadas hace tiempo.

Primavera Sound es el único festival español que vende tan rápido las entradas y uno de los pocos del mundo al nivel de los más grandes como Cornbury, Tomorrowland o Coachela.

Por fortuna para los que se han quedado sin entrada, el festival barcelonés va más allá del recinto central y se extiende por toda la ciudad, con conciertos en bares y actividades gratuitas en diferentes equipamientos municipales de los barrios de Barcelona.

En total, 75 bandas actuarán gratuitamente durante esta semana, en lo que Guijarro define como "un festival dentro del festival, que supone un atractivo más para la gente que viene de fuera y no está obligada a encerrarse en un único espacio", y también "un regalo para los barceloneses y para la gente que no se puede pagar la entrada en el recinto principal".

Otra de las novedades de este año es el Beach Club de música electrónica, que estará activo dentro del recinto del Fòrum, desde las doce del mediodía a las seis de la madrugada durante las tres jornadas centrales de este macroevento.

"Será la prueba de fuego de este espacio", asegura Guijarro, que augura una buena recepción a este escenario junto al mar, en el que habrá hamacas, vestuarios y un servicio de alquiler de toallas para quien quiera darse un baño entre concierto y concierto.

Floating Points inaugurará este espacio, en el que se sucederán un total de 42 actuaciones de músicos como Jessy Lanza, Simian Mobile Disco, Sophie o Faris Badwan de The Horrors.

El PrimaveraPro, el apartado dedicado a los profesionales del sector, también crece año tras año, según Guijarro, y "todavía puede seguir haciéndolo".

Una expansión "que nunca ha perjudicado a la esencia del festival ni a sus principios", según Guijarro, que "son los mismos desde el primer día".

"Empezamos con el ADN 'indie', programando la música alternativa y la electrónica más 'underground', y ahora seguimos programando con este espíritu de descubrir cosas. Un espíritu que nos ha llevado a abrirnos a otros géneros como el 'hip hop' y la música contemporánea", aclaró.