Miguel Rios

 

menu 1
menu 2
menu 3
menu 4
menu 5

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
  

El Rey Juan Carlos I, se refirió a Miguel Ríos en 1993 tras otorgarle la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes: “La música tiene muchos registros y alguno de ellos no tiene, a veces, el reconocimiento que debería tener como hecho musical y como realidad social. Me refiero al rock. Con Miguel Ríos, el rock español alcanzó su autentica categoría como arte musical y su más plena expansión de una nueva realidad social, sin la cual es imposible entender nuestra historia más reciente”.

Miguel Ríos nació un siete de junio de 1944 en la Cartuja, Granada. Fue el último de los nueve hijos que tuvieron Antonia Campaña y Miguel Ríos.

Estudió en el colegio de los Salesianos, donde formó parte del coro y monopolizó los solos durante bastante tiempo. Curiosamente sus primeras actuaciones fueron cantando zarzuelas en las representaciones de la escuela, según sus propias palabras “las representaciones eran malas y solo las salvaban la entrega que poníamos todos”.

Con unos quince años Miguel estuvo trabajando durante un año y medio en los Almacenes Olmedo de Granada como dependiente de telas. El trabajo fue un suplicio hasta que en los almacenes abrieron una sección de discos.

Miguel Ríos pasaba sus ratos libres oyendo sus discos y programas de radio como Discomanía, Radio Sevilla o Radio Morón donde empezaban a poner cosas “modernas” a las que llamaban Twist.

A través de la sección de discos de los almacenes conoce a Carlos Vallejo (representante de una tienda de música) quien le ayuda a grabar una especie de maqueta. Abandona el trabajo y se pone a cantar con la Orquesta Nevada en la parrilla del Hotel Nevada. Allí cantaba las canciones que llegaban de EE.UU. en (como el lo definiría) “ingles de los montes” y tenía sus más y sus menos con el dueño por ir con pantalones cortos.

Todo fue rápido. Se presenta en un programa de Radio Granada, graba una cinta de demostración como cantante y viaja a Madrid para realizar su primer disco.

Tras mucho insistir consigue que Radio Granada le grabe una maqueta seria que envía a Madrid, a la casa Philips. Pasó el tiempo suficiente para que se desmoralizara y entonces llegó la respuesta de Philips: si se pagaba el viaje y la estancia en Madrid, tenia la posibilidad de grabar un disco. Así que en 1961 se va de Granada con unos cuantos pesos en el bolsillo.

A finales del 61 firma contrato con Philips y en 1962 graba su primer disco, un E.P. de cuatro canciones con el titulo de “El Twist”. La disquera le encaramó Mike Ríos como nombre artístico, la decisión realmente no fue la más feliz para el joven granadino.

Por aquel entonces todavía vivía en Granada y tuvo que soportar el pitorreo general: “Cuando vi el nombre me lleve una sorpresa tremenda. Y en Granada la gente se reía de mí. Era una sociedad provinciana, que no admitía ningún signo de modernidad. Estábamos inmersos en el tercer mundo”, recuerda.

Por aquel entonces era difícil grabar twist en España. El suyo, de hecho fue el primer E.P. del género, por eso la orquestación estuvo a cargo de Filippo Carletti e il suo Compleso cuyio baterista no sabia llevar el ritmo del twist, por lo que fue necesario llamar a otro. “Uno tocaba la caja y el bombo y el otro llevaba el sixteen beat del twist con el plato. El Twist está grabado con dos bateristas”.

Era 1962 tenía 17 años y 3 000 pesetas en el bolsillo. Era Mike Ríos, “el rey del twist”. En el disco, un rock: “Pera madura”, del italiano Pino Donaggio. Comenzaba la historia del rock español. Una historia que continúa en los primeros meses de 1963, cuando debuta en las legendarias matinales del Price junto a los Relámpagos la primera orquesta que le podía llevar le ritmo, Los Tonys, Los Extraños, Les Chats Noires...

Eran días de versiones. Lo primero que hacía Ríos cuando salía a la venta uno de sus discos era compararlo con las versiones originales. Y comprobaba la dificultad que entraba cantar en español. “Había que hacer un esfuerzo enorme para que el español no sonara raro. Escuchar la canción suponía un ejercicio duro y pensar. Ya vendrán tiempos mejores”. En otra ocasión comentó que “meter en una frase como devil in disgase, un diablo disfrazado, era realmente jodido”. Miguel Ríos ha definido al español como una lengua hostil para el rock & roll.

Y durante la década de los 60 llegaron canciones en clave rock como “Popotitos” (1962), “La pecosita” y “Da-do-ron-ron” (1963) o “El rock de la cárcel” (1970), mezcladas con ritmos del momento (Twist, Madison, Locomotion), tendencias norteamericanas como el Surf, canciones francesas (“El ritmo de la lluvia”), italianas (“Oh mi señor”), bandas sonoras de películas (Serenata bajo el sol”), acercamientos a los Beatles (“Yesterday”), versiones de clásicos (“Unchained melody) y retorno a los orígenes (“Vuelvo a Granada”) antes del éxito internacional.

En 1966 deja la discográfica holandesa Phillips y ficha por la nacional Sonoplay, donde graba temas originales en los que colabora escribiendo los textos. Dos años después, ficharía por Hispavox donde cosecharía sus primeros grandes éxitos: “El río” y “Vuelvo a Granada”.

El E.P. lo formaban temas compuestos expresamente para Miguel por Adolfo Waitzman, así vuelve a estar de actualidad y se embarca en el rodaje de la película “El Guitarrista de Hamelin” (película que nunca se llegó a estrenar en los cines), cuya banda sonora constituye el segundo E.P. de Miguel para su nueva discográfica. La compañía comienza a ignorarle y solo se dedica ha sacar el mismo material en varios formatos.

En 1967 termina su breve estancia en Sonoplay que a lo largo de un año no logra entrar en sintonía con el artista. No encuentra discográfica inmediatamente y empieza a colaborar con Fernando Arbéx, otro músico español a quien conoció en unos conciertos llamados las guerras de las bandas.

Junto a Arbéx compone “El Río” y en solitario “Vuelvo a Granada”. Estas dos canciones las presentó en la disquera Hispavox a mediados de 1968. La propuesta le valió un contrato con la disquera y el lanzamiento de las dos canciones en un sencillo que en cuestión de días se convierte en éxito.

En una entrevista le preguntaron porqué no había alcanzado un éxito total entre el público pese a contar con el apoyo de la critica, a lo que Miguel respondió: “Hasta ahora he estado siempre mal dirigido. Por eso creo que ahora va a cambiar, porque ahora tengo tras de mi a las personas que necesitaba”. Con estas palabras se refería a Emilio Santamaría (padre de Massiel) que fue su manager por aquella época.

Ahora con las radios tocando sus temas y con la atención de la prensa centrada en sus canciones se hace obligatoria la gira española.

Además en marzo del 69 graba un nuevo disco colaborando nuevamente con Arbéx. Esta vez incluyen un tema dedicado a Rocío Dúrcal. Los arreglos corrieron de parte de Waldo de los Ríos y contó con la dirección de Valerio Lazarov.

Era 1969. Un año en que una generación cambió. Lo mismo pasó con Miguel Ríos que luego de ver el mayo francés empezó a ver la música de una forma diferente. Su primer LP no reflejó esa sensibilidad porque en realidad fue una recopilación de sus últimas canciones.

Sin embargo, a finales de año Miguel Ríos publica “Himno a la alegría” una adaptación del cuarto movimiento de la Novena Sinfonía de Beethoven dirigida por Waldo de los Ríos. Vendió siete millones de discos en todo el mundo, copando los primeros lugares de las listas de éxitos en Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Japón, Suecia, Italia, Austria, Holanda, Canadá... “Supuso el que tomara conciencia de que podía cantar, escribir textos, utilizar la imaginación y construir algo sólido como un disco”, dijo Miguel Ríos acerca de este éxito internacional.

A raíz del éxito del tema le llovieron contratos de todo el mundo. En Mayo saca su segundo Lp acompañado del grupo “The end” y se va de viaje por todo el mundo para hacer la promoción. Estando en Japón recibe un cable de su discográfica diciéndole en Estados Unidos la canción había entrado en la lista bilboard.

Entra el 49 y llega hasta el 4 con más de un millón de copias vendidas y más de 100.000 de “Despierta” el tema que le seguía y que aún no se publicaba.

“... a finales del 69, el vídeo de mi carrera se vuelve totalmente en colores. Una canción bastante atípica, basada en el cuarto movimiento de la novena sinfonía de Beethoven, se encargaría de retirarme para ¿siempre? de la cola del metro, de las pensiones malolientes, de los contratos indeseables y me llevaría, vía Bilboard y Cash Box, a los primeros puestos de las listas de éxitos de medio mundo... oye, aquello fue el acabose... me veo recogiendo discos de oro en Estados Unidos, en Alemania, Inglaterra y hasta en Portugal...” Recuerda Ríos sobre el éxito de su canción.

Su disquera quería seguir la línea del Himno de la Alegría con versiones de "Te Deum" y el "Concierto de Aranjuez" que hasta llegó a ser televisado. Sin embargo, el fracaso de esa línea de acción estuvo en que no había claridad de producción. "Si hubiese funcionado el ‘Concierto de Aranjuez' tal y como Herb Albert lo pensó, probablemente todo lo posterior hubiese sido diferente. Pero se complicó todo tanto por las discursiones y problemas de derechos, que se paró todo. De todas formas lo que a mí me detuvo más en seco fue ver a Elvis en Las Vegas, al Elvis terminal que hubiese sido lo máximo a lo que podría aspirar yo por ese camino, y no era lo que me gustaba: había visto también a Led Zeppelin y conocí a Scott McKezie y me atraía más lo de ellos. Así que decidí invertir mi dinero tiempo en aprender el oficio."

En 1972, comienza a abrir brecha creando una nueva infraestructura para el rock español con sus “Conciertos de rock y amor”. En el repertorio de esta gira y del disco, clásicos como “Hound dog”, “Tutti fruti” y “Rock de la cárcel”. Miguel Ríos vuelve a los orígenes.

Después llegarían discos como “Memorias de un ser humano”, “La huerta atómica” (pionero de las reivindicaciones ecologistas) y “Al-Andalus” (anticipándose al futuro éxito de la fusión entre el rock y el flamenco), como paso previo a su segunda explosión de popularidad y ventas.

Referente al motor de esa faceta más política comentó: "Pues muchos compañeros comienzan a militar en partidos y sindicatos. La huelga de los actores en el 72 o 73 nos abrió los ojos y nos enseñó que guardando el miedo se podía dar una vuelta a las cosas y pensar en que esto cambiaría. Ya hacíamos letras metafóricas para burlar la censura, porque “despierta, comienza amanecer‘ no tenía nada que ver con la naturaleza, y ahí gente como Pablo Guerrero, Luis Pastor, Víctor empiezan a influenciarnos y nos hacen ver que su discurso es también necesario y posible en el lenguaje del rock."

En 1978, inspirado en lo que ha visto en Estados Unidos; diseña, dirige, y produce, “La Noche Roja”, patrocinada por una marca de pantalones. Fue la primera gira equipada en Inglaterra y donde, las mejores bandas del momento: Triana, Iceberg, Tequila, Salvador, Guadalquivir, el propio Miguel, y otras, pudieron tocar en igualdad de equipos de luz y sonido, que las grandes bandas anglosajonas.

En 1979, Miguel Ríos se embarca en el disco “Los viejos rockeros nunca mueren”. Fue el comienzo de una serie de éxitos que continuó en 1980 con “Rocanroll bumerang” disco de oro empujado por “Santa Lucía” y, sobre todo, el doble LP “Rock & Ríos” (1982), que vendió 400 mil ejemplares y situó al rock español a nivel internacional en todos los aspectos.

Un año más tarde llegó “El rock de una noche de verano”, con vocación antinuclear y una gira de 32 conciertos por canchas de fútbol y plazas de toros que atrajo a más de 700 000 espectadores.

En 1985 repitió la experiencia con “Rock en el ruedo” y en1986 el legendario Tom Dowd produjo su disco “El año del cometa”.

La vocación latinoamericana y solidaria de Miguel Ríos se puso de manifiesto también en 1986 cuando organizó los primeros “Encuentros de Rock Iberoamericano”. Durante tres días, actuaron en el Palacio de los Deportes de Madrid lo mejor del rock mexicano, argentino, chileno, brasileño, venezolano y español, ofreciendo por primera vez al público español la oportunidad de acercarse a artistas sepultados por el poderío económico del rock anglosajón. Fue una apuesta impagable por la identidad latina, que todavía hoy continúa dando frutos.

La conexión “latina” de Miguel Ríos es evidente. Desde que supo que algunas compañías en México usaban su Rock&Ríos como disco de cabecera para los rockeros insurgentes, no dejó de intentar ir a Latinoamérica a intercambiar experiencias y para compartir canciones. Su concierto del 87 en la Plaza de Toros de la ciudad de México, marcó un antes y un después en el rock en español en la ciudad más grande del mundo.

“Que Noche la de Aquel Año” fue una recreación de 27 capítulos que produjo para la Televisión Española contando la historia del rock español. De la serie que ideó Miguel Ríos, se editaron 2 LP's Dobles con el mismo título, con los duetos con sus numerosos invitados. Le siguieron dos nuevos discos (“Miguel Ríos” 89-90, “Directo al corazón”), giras por Latinoamérica, nuevos programas de televisión (“Fiebre de sur”, en Canal Sur TV 93-94), recopilatorios (“Así que pasen 30 años” 1.992), más premios Ondas (1.993, por su trayectoria artística) y...

Desde “Directo al corazón” en 1991, Miguel Ríos no había vuelto a publicar un disco inédito. Cinco años después, en 1996 el artista granadino regresó con “Como si fuera la primera vez”, su único disco para Virgin Records España, un producto admirable lleno de frescura y de madurez interpretativa.

En el verano de 1996 comienza la gira más espectacular de la música española junto con Ana Belén, Víctor Manuel y Joan Manuel Serrat, “El Gusto es Nuestro”. Más de 500 000 espectadores en 34 conciertos en Plazas de Toros y otros grandes espacios que dio lugar a un CD, un programa de televisión y un libro “Diario en Ruta”, escrito por Víctor Manuel.

En 1997 Miguel Ríos cumplió 35 años en la música y lo celebró haciendo una gira española llenando Auditorios y Teatros acompañado por una Big-Band de 16 músicos de reconocida trayectoria en el panorama musical, diseñando un espectáculo intimista que él considera su aventura más arriesgada, novedosa, romántica y enriquecedora de los últimos años.

A final del 97 inicia un tour irrepetible por Latinoamérica con “El Gusto es Nuestro”. Dieciocho conciertos durante más de dos meses, en los que Ana, Miguel, Víctor y Joan, acompañados por un enorme despliegue de músicos y técnicos, consiguieron emocionar a millares de personas en el continente americano.

Una idea que rondaba en su cabeza hacía tiempo era la creación de un sello discográfico. En mayo de 1998 hizo la presentación en sociedad de su nuevo proyecto Rock & Ríos Records, un sello independiente que crea un espacio en el que se respira el rock en todos sus mestizajes y estilos, siendo la latinidad su territorio. El primer lanzamiento es “Bip...Bip...aquí la Tierra”, el debut del grupo Gran jefe, un cuarteto formado por músicos de primera línea: Jaime Asúa, Osvi Greco, Rafa J. Vegas y Ramiro Penas.

Con su nueva compañía grabó en el Teatro de la Maestranza de Sevilla su nuevo disco “Big-Band Ríos”. Un doble CD que contiene parte del mejor repertorio de Miguel Ríos, sobretodo el más apropiado para una formación musical de big-band. Una mezcla en los arreglos musicales de toques clásicos, gusto contemporáneo y contundencia rockera dan la oportunidad a Miguel, para expresar su madurez vocal y conseguir uno de los trabajos más variados de su carrera.

En 1999 graba un doble CD para RCA: “Ana Belén, y Miguel Ríos: Cantan a Kurt Weill”. Una experiencia arriesgada, pero madurada, nacida del espectáculo dedicado a las canciones de Kurt Weill y Bertold Brecht celebrado en Auditorio Manuel de Falla, de Granada. Durante el mítico año 2.000 Ana Belén y Miguel Ríos, actuaron en una gira como solistas invitados de la Orquesta Ciudad de Granada, dirigida por Joseph Pons, junto a Lluis Vidal Trío, en Festivales de Música Clásica y en los mejores Auditorios de España.

En setiembre de 2001 sale “Miguel Ríos y las Estrellas del Rock Latino” tiene diferentes colaboraciones a dúo de versiones de grandes éxitos de artistas como : Joaquín Sabina, El Tri, Rosendo, Maná, Aterciopelados, La Ley, Fito Páez, Charly García. Por este disco Miguel recibió el premio de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Música al Mejor Álbum de Rock, fue nominado como mejor canción por “Corren tiempos perros” y a también Carlos Narea como productor del disco. Miguel Ríos fue nominado en los Grammys Latinos como mejor cantante de Rock del año.

Hasta octubre de 2002, y para celebrar que llevaba 40 años haciendo discos, actuó en los más prestigiosos teatros de España, Venezuela y México donde congrego a más de 100.000 personas en el Zócalo de esta ciudad, dentro del Festival Internacional del Centro Histórico, con sus compañeros “virtuales” que eran proyectados por medio de hologramas.

En 2003, Miguel Ríos volvió a radicar en Granada, como anunciaba en la primera canción de su total autoría “Vuelvo a Granada” en 1968. En su ciudad natal, el día 6 de junio, horas antes de su 59 cumpleaños, confirmando que su vuelta a casa no significa que baje la guardia de la creatividad, Miguel Ríos celebra un concierto a beneficio de ASPACE (Asociación Parálisis Cerebral), con la Granda Big Band.

Junto a él cantaron Ana Belén, Victor Manuel, Ketama, Raimundo Amador, Raúl Alcover, Marina Heredia y a Balboa. “Vuelvo a Granada” fue un concierto altamente emocional y muy participado, en un Palacio de los Deportes abarrotado de público, que compartía la idea de que, en palabras de Miguel, “la solidaridad tiene que ver más con la justicia social que con la caridad”.

Desde finales de los años 50 el rock en español y español ha tenido a Miguel Ríos como elemento que lo define. Pro encima de las estéticas inglesas o norteamericanas, Miguel Ríos ha hecho un rock a la brava que responde sensiblemente a un entorno que cambia día a día.

 
 

 

  • Mira Hacia Ti
  • Miguel Ríos
  • Despierta
  • Grandes Éxitos De Miguel Ríos
  • Unidos
  • Miguel Ríos En Directo: Conciertos De Rock Y Amor
  • Miguel Ríos: Éxitos
  • Memorias De Un Ser Humano
  • La Huerta Atómica
  • Al-Andalus.
  • Los Viejos Rockeros Nunca Mueren
  • Rocanrol Bumerang
  • Extraños En El Escaparate
  • Rock & Ríos
  • Baladas
  • Rock De Siempre
  • Canciones De Una Época
  • El Rock De Una Noche De Verano
  • La Encrucijada
  • Lo Más De Rock En El Ruedo
  • El Año Del Cometa
  • ¡Qué Noche La De Aquel Año!
  • Miguel Ríos
  • Directo Al Corazón
  • Así Que Pasen 30 Años
  • Por Siempre
  • Canciones De Amor Para Tiempos Difíciles
  • Como Si Fuera La Primera Vez
  • Mike Ríos: Sus Mejores Ep, Vol 1
  • Miguel Ríos En Concierto: Big Band Ríos
  • Ana Belén, Miguel Ríos: Cantan A Kurt Weill
  • Miguel Ríos
  • Mike / Miguel Ríos, Vol. 2
  • Todos Sus Ep
  • Miguel Ríos Y Las Estrellas Del Rock Latino
  • 60 Mp3

Santa Lucía

A menudo me recuerdas a alguien
tu sonrisa la imagino sin miedo
invadido por la ausencia
me devora la impaciencia
me pregunto si algun día te veré...

Ya se todo de tu vida, y sin embargo
no conozco ni un detalle de ti
el teléfono es muy frio,
tus llamadas son muy pocas
yo si quiero conocerte y tu no a mi
por favor...!!!!

Dame una cita
vamos al parque
entra en mi vida
sin anunciarte
abre las puertas
cierra los ojos
vamos a vernos
poquito a poco

Dame tus manos
siente las mias
como dos ciegos
Santa Lucia... Santa Lucia.. ohh Santa Lucia..!!

A menudo me recuerdas a mi...
oohhh.. oeehh!!... oohhhh.. ooehhh..!!!

 

Agregue esta página a:
Share

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Google
Search WWW Search www.radiodos.com 

Audio: Radio 2 | 95Cinco Jazz | Columbia | Columbia Estéreo
Programas: Good Morning | De 5 a 7 | Antología
Archivo: Biografías | Películas | Nutrición | Psicología
En Línea: Fondos de Pantalla | E Cards | Juegos | Conózcanos | Contacto
| Site Map